Baked with love…

Tarta Princesa

Tarta Princesa

Estrenando… el sellito “princesa” para la celebración de que un buen amigo q se va a convertir en “Papá Pitufo”… ENHORABUENA VECI!!!

Y siii siii, Soy super-emotiva, y este tipo de noticias me emocionan y más cuando me dicen q si puedo hacer una tarta para dar las buenas noticias!!! Algo sencillo y rosa , pq las cosas más bonitas son así…. y sobre todo con mucho cariño <3 <3 <3

También estrené receta del libro El rincón de Bea DEVIL´S FOOD CAKE, relleno de swiss merengue de vainilla con trozos de oreo y decorada con un frosting de frambuesa … y una osita con su mantita . .. Ohhh!!! y un lacito rosa!!! love…love!!!

INGREDIENTES: Mantequilla 250 gr; Azúcar 200 gr; Azúcar moreno 200 gr; Huevos (L) 4; Harina 280 gr; bicarbonato sódico 1 cucharadita; Sal 1/4 cucharadita; Extracto de vainilla 2 cucharaditas; Chocolate de cobertura 125 gr y Buttermilk 250 ml.

RECETA: Derretimos el chocolate al baño María. Dejamos reposar y enfriar un poco. Precalentamos el horno a 180ºC.

Engrasamos con spray 3 moldes de 18 cm. Tamizamos la harina, la sal y el bicarbonato y reservamos.  

Batimos la mantequilla con los dos tipos de azúcar hasta conseguir una mezcla que haya blanqueado, y obtener una mixtura cremosa.  Añadimos uno a uno los huevos, ligeramente batidos, y batimos a velocidad baja. No agregamos el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado. Añadimos la vainilla y batimos 1 minuto más.  

Incorporamos el chocolate derretido y batimos hasta conseguir una mezcla de un color uniforme. A velocidad baja, añadimos un tercio de la harina y batimos. Añadimos la mitad del buttermilk y continuamos alternando los ingredientes, terminando con la harina.  NOTA Tenemos que tener la preocupación de que toda la masa quede de un color uniforme (terminamos de mezclar a mano si fuera necesario).  

Dividimos la masa en los 3 moldes que hemos preparados y alisamos la parte superior de la masa con una espátula. Horneamos durante 30 minutos, o hasta que, al insertar un palillo, éste salga totalmente limpio.  

Sacamos del horno y dejamos reposar los moldes sobre una rejilla durante unos 15 minutos. Pasado este tiempo, pasamos un cuchillo alrededor de cada molde y sacamos los bizcochos de los moldes, dejándolos enfriar, boca abajo, durante al menos 45 minutos.

Cuando estén del todo fríos, los envolvemos individualmente en papel film y los dejamos reposar unas horas. Al día siguiente, el sabor y la textura del bizcocho estarán más asentados.   

 

Sin comentarios

Deja un comentario